I.1. PRINCIPIO BÁSICO PARA CONOCER LAS MARACAS – VI
 
 
I.1. PRINCIPIO BÁSICO PARA CONOCER LAS MARACAS

El principio básico para conocer las maracas venezolanas, es tener clara su forma de agarre: toma el instrumento con la yema de los dedos para lograr así la mayor libertad posible; las muñecas y los brazos deben estar completamente relajados, de ésta manera obtendrás el dominio absoluto de los diferentes movimientos que aprenderás con éste método. La forma de agarre te permitirá dominar las semillas que están dentro de la tapara, jugando a favor y/o en contra de la gravedad.

En este primer capítulo encontrarás dos formas de agarre. Una vez que hayas decidido cuál utilizarás de acuerdo a tu comodidad, deberás aplicarla a ambas manos. Esto te permitirá desarrollar los 5 movimientos claves y todos los recursos rítmicos que más adelante veremos en los siguientes capítulos.

 

I.1.1. FORMAS DE AGARRE

a) Dedos índice, medio y anular en la parte frontal del mango de las maracas, el dedo pulgar por la parte posterior del mango, justo en el vértice que se forma entre la tapara y el mango. El dedo meñique queda suspendido en la parte frontal del mango de las maracas.

Esta forma de agarre concentra la energía en la parte superior de ambas manos.

b) Dedos medios y anular en la parte frontal del mango de las maracas, el dedo pulgar ubicado por la parte posterior del mango, justo en el vértice que se forma entre la tapara y el mango. El dedo meñique queda suspendido en la parte frontal del mango de las maracas. El dedo índice va apoyado muy sutilmente en la tapara.

Esta forma de agarre concentra la energía en el centro de las manos, logrando mejor equilibrio en el dominio del instrumento.

Nota: cualquiera de estas formas de agarre es válida siempre que se tomen la maracas con la yema de los dedos.

 

 

I.1.2. MARGEN DE MOVIMIENTOS

Cada movimiento tiene puntos de mayor o menor proyección y definición del sonido. Por eso es importante ubicarlos en su mejor espacio. Para ello, dibujaremos un cuadro imaginario que abarque verticalmente desde la cabeza hasta 30cm por debajo del ombligo, y horizontalmente unos 30cm hacia afuera de los hombros, logrando cubrir así toda la región de los hombros, pecho y abdomen.

Este cuadrado lo dividiremos por la mitad. De ésta manera tendremos dos rectángulos, el rectángulo superior y el rectángulo inferior, tomando la línea divisora del cuadro como punto de inicio. En ambos rectángulos ubicaremos todos nuestros movimientos.

 

 

 

I.1.3. NOCIONES BÁSICAS DE NOTACIÓN

Antes de comenzar a explicar cada uno de los movimientos, es importante tener clara la notación musical que trabajaremos para la maraca venezolana en este método 5 movimientos son la clave.

Usualmente la percusión se escribe en un monograma, es decir, una línea recta en donde se ubican todas las figuras rítmicas con sus nomenclaturas y/o signos específicos para cada instrumento de percusión. Para la familia de los instrumentos membranófonos sólo se toman en cuenta los golpes descendentes, pues el movimiento ascendente es sólo el impulso o levare para accionar el golpe final hacia abajo. En cambio, la maraca venezolana tiene golpes tanto ascendentes como descendentes. Cada trayectoria hacia arriba o hacia abajo cuenta y finaliza con un sonido o golpe. Por esta particular característica de la maraca venezolana, trabajaremos su escritura en un bigrama (dos líneas rítmicas). La línea superior representa la mano derecha y la línea inferior representa la mano izquierda. 

Para diferenciar cuando un golpe es arriba o abajo, colocaremos la figura rítmica con la plica hacia arriba si el golpe es arriba, y si el golpe es hacia abajo, escribiremos la figura rítmica con la plica hacia abajo. Esto aplica tanto para la línea rítmica superior que representa la mano derecha, como para la línea rítmica inferior que representa la mano izquierda.

Nota: Todos los ejercicios debes estudiarlos con el metrónomo a una velocidad de 80 BPM la negra.

La fracción numérica 4/4 nos define cuántos tiempos debe haber por compás, en donde el numerador representa el número de tiempos que corresponden a cada compás, y el denominador define el valor de la figura rítmica que vamos a utilizar. En este caso hablamos de cuatro negras o su equivalente por compás. 

En una medida de 4/4 la figura rítmica blanca tiene un valor de dos tiempos, esto nos permite utilizar dos blancas por compás para así complementar los cuatro tiempos que corresponden en un compás de 4/4. 

El silencio de blanca, figura ubicada en los dos primeros tiempos de la línea inferior, (mano izquierda) tiene un valor de dos tiempos. Ese silencio de blanca significa que se deben cumplir dos tiempos en silencio.

Algunas figuras rítmicas las verás con la plica hacia arriba y otras con la plica hacia abajo, esto te muestra hacia qué dirección debes ejecutar el sonido o golpe de las maracas. Si la plica está hacia arriba el sonido es ascendente, y si la plica está hacia abajo el sonido es descendente.

En una medida de 4/4 la figura rítmica negra tiene un valor de un tiempo, esto nos permite utilizar cuatro negras por compás para así complementar los cuatro tiempos que corresponden en un compás de 4/4. 

El silencio de negra, figura ubicada al inicio de la línea inferior, (mano izquierda) tiene un valor de un tiempo. El silencio de negra significa que se debe cumplir un tiempo en silencio.

En una medida de 4/4 la figura rítmica corchea tiene un valor de medio tiempo, esto nos permite utilizar ocho corcheas por compás para así complementar los cuatro tiempos que corresponden en un compás de 4/4. 

El silencio de corchea, figura ubicada en el segundo tiempo de la línea inferior, (mano izquierda) tiene un valor de medio tiempo. El silencio de corchea significa que se debe cumplir medio tiempo en silencio.

En una medida de 4/4 la figura rítmica semicorchea tiene un valor de 1/4 de tiempo, esto nos permite utilizar 16 semicorcheas por compás para así complementar los cuatro tiempos que corresponden en un compás de 4/4. 

El silencio de semicorchea, figura ubicada en el segundo tiempo de la línea inferior, (mano izquierda) tiene un valor de 1/4 de tiempo. El silencio de semicorchea significa que se debe mantener en silencio 1/4 de tiempo. 

En los compases escritos a 5/8, sólo podremos utilizar cinco tiempos por compás, ya que el 5 numerador de esta fracción nos lo indica. El denominador 8 de esta fracción nos define el valor de duración de cada figura, que en este caso es de una corchea. Esto quiere decir que la blanca en el 5/8 vale cuatro tiempos (cuatro corcheas), la negra vale dos tiempos (dos corcheas), la corchea vale un tiempo y la semicorchea vale medio tiempo. 

Estudiar los ejercicios en distintos compases, (3/4, 4/4, 5/8) nos permite entender los desplazamientos de tiempo que naturalmente se encuentran en la música tradicional venezolana, como suelen ocurrir en los cambios de compás de 3/4 a 6/8 en una misma pieza. Esto lo descubrirás con los desplazamientos de tiempo que veremos a continuación en los 5 movimientos.

Nota: En éste primer capítulo encontrarás algunos ejercicios escritos en compases de 3/4 y 5/8. En los compases a 3/4, solo podremos escribir tres tiempos por compás. Recuerda que el numerador de esta fracción nos define cuántos tiempos corresponden a cada compás, mientras que el denominador nos indica la calidad de las figuras rítmicas del compás (si es 4 se trata de negras, si es 8 se trata de corcheas).


Comments (No hay comentarios)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *